Inseguros afirman sentirse los pobladores de Guatapé por la ola de robos denunciados que se presentaron en ese municipio contra una entidad bancaria, comerciantes, habitantes y el último caso el templo parroquial.

El hombre que minutos antes había se había confesado con el padre de esta iglesia en Guatapé, al parecer buscando borrar anticipadamente el pecado que iba a cometer, fue el que intentó llevarse las ofrendas de los devotos del Jesús resucitado. Sin embargo, un milagro divino, no permitió que este hombre se hurtara el dinero destinado para los más necesitados.

 

Tal vez fue un milagro, o la fuerza del resucitado que evitó que este hombre se llevara las ofrendas de su alcancía, pero también fue la precaución adoptada por  Rubén el encargado de las obras del templo, que 20 días antes le había instalado una cadena a la alcancía. Los pobladores esperan un mayor compromiso por parte de las autoridades locales y policiales para disminuir los robos que según denuncias ciudadanas vienen en aumento como lo evidenció este video de intento de robo en la casa de Dios.