postheadericon Historia

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

La emisora Peñón de Guatapé Cultural nació en el año 1994 como una propuesta inserta en el Plan de Desarrollo de Jaime Alfonso Giraldo, tercer alcalde popular de la localidad. No obstante, años atrás existieron en el municipio otros medios radiales que pocos parecen recordar.
 
En el año 1992 Jaime Alfonso Giraldo Mejía fue elegido como tercer alcalde popular del municipio de Guatapé. Médico de profesión, estudioso incansable de la Constitución de 1991, y considerado un loco por sus coterráneos, él siempre soñó con hacer de su pueblo un lugar educado. Por eso, basó su gobierno en la educación y la cultura con la comunicación como eje articulador pues para él  “un pueblo sin medios de comunicación es un pueblo atrasado”. 
 
Según una tesis ejecutada por dos estudiantes de Comunicación Social – Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana, los medios de comunicación existentes en Guatapé al inicio de este periodo de gobierno eran unos alto parlantes que informaban ocasionalmente a la población sobre las noticias de interés general emanadas de la Alcaldía, una cartelera informativa ubicada en el Palacio Municipal y un buzón de preguntas y sugerencias para el Alcalde. También llegaba el periódico el colombiano, entraban el canal regional, Canal A y Cana Uno, y las emisoras Oriente Estéreo, Estéreo Azul,  Rumba estéreo, Bienvenida Estéreo, La Mega Estéreo, Caracol Cadena Básica, Radio Deportes Caracol, Antena 2 de RCN, La Voz de Colombia y Todelar. 
 
Aunque a Guatapé recibía  una  diversa gama de posibilidades de información, entretenimiento, formación y demás, ninguno de estos medios le pertenecía. No hablaban de su cultura, de sus gustos, de su gente. La única posibilidad cercana de reflejarse en la radio la daba la emisora Radio Coopeñol, una radio que facilitaba espacios semanales de una hora a los municipios de San Rafael, Marinilla, El Santuario, Granada, San Vicente y Guatapé. 
***
Ante el vacío evidente de medios de comunicación el Plan de Desarrollo de Giraldo Mejía contempló la ejecución de un macro proyecto llamado ICCEA (Instituto de Cultura y Educación Ambiental), una propuesta a largo plazo que consistía en el desarrollo de un centro de altos estudios ambientales y culturales, donde los medios de  comunicación fueran el eje transversal de toda la propuesta. El proyecto soñaba ser como Acción Popular Cultural, también, conocido como Radio Sutatenza, programa educativo finiquitado en el año 1989, que utilizó la radio para  mejorar la calidad vida de los campesinos del país mediante la educación. 
 
Pero la idea del alcalde era también construir una edificación que integrara zonas deportivas, teatros, bibliotecas, casa de la juventud, salas de exposiciones, gimnasios, casa de la cultura y todos medios de comunicación trabajando en pro de la educación, pues su profesión le enseñó que el hombre se debe formar integralmente. 
 
La gestión de los recursos para la ejecución del ICCEA fue lenta, por eso, mientas se materializaba, se hicieron las primeras construcciones y se fundó en el año 1993 el periódico El Zócalo, una publicación local de carácter bimestral liderada por el profesor Álvaro Idárraga. Ya en el segundo semestre del año 1994 se dio la génesis de la emisora Peñón de Guatapé Cultural.
 
***
En la garita de la cárcel, un  espacio utilizado tradicionalmente para la vigilancia de los presos, se adecuó la primera sede de la emisora Peñón de Guatapé Cultural. En aquel blanco salón, situado en segundo piso del la Palacio Municipal,se ubicaron los primeros equipos: un transmisor en la frecuencia 105.5 FM, una consola no profesional, el primer reproductor de CD que llegó al pueblo, casetes prestados, algunos micrófonos y la grabadora. 
 
Wilson Uriel Jiménez, Norman Marín y Luís Fernando Arcila, que manejaban el sonido de la Administración Municipal y amplificaban los eventos públicos, fueron de los primeros encargados del control de la emisora. Wilson,  adolescente para la época y hoy gerente del Comité Ético Cultural, entidad administradora de Peñón de Guatapé Cultural, recuerda esos primeros días de emisión: “Yo estuve muy pegado  todo el proceso de instalación de las antenas. Me acuerdo que en las emisiones de prueba, se ponían los primeros CD que llegaron al municipio, uno o dos. Poníamos música colombiana, andina, los clásicos de la provincia de Carlos Vives,  un CD de Nana Moscori, otro de marchas y polcas que era lo que se tenía para la señal de prueba”.
 
La estación, aún de prueba, empezó a funcionar con transmisor artesanal de 30 vatios, potencia suficiente para alcanzar toda el área urbana del pueblo.     Hasta el momento Peñón de Guatapé Cultural se perfilaba como una emisora musical, sin director, con avisos de interés para la comunidad e identificaciones permanentes por parte de los locutores. 
 
Aunque con el paso de los días los primeros operadores se volvieron diestros en el manejo del casete y el LP, todavía no comprendían lo que significaba manejar la radio de su pueblo; pensaban solamente en poner la música y no imaginaban que la audiencia, empezaba a fortalecerse localmente. Con la emisora empezaba a advertirse un tema incipiente: el de la radio comunitaria, para la que no existían ningún tipo de legislación en el país.
 
La garita de la cárcel fue durante cuatro meses la casa de la emisora y a lo largo de ese tiempo los jóvenes operarios fueron capacitados por la comunicadora Martha Escobar, primera directora de Peñón de Guatapé Cultural.
 
En el mes de noviembre se formó un grupo más amplio de comunicadores locales, más de 20. Los jóvenes hicieron sus prácticas en radio Coopeñol, bajo la supervisión de Martha y de su esposo Miguel Antonio Ruíz, administrador de esa emisora y quien sería el próximo director de la estación de Guatapé. 
 
Juan Diego Agudelo Giraldo, director ejecutivo de la Asociación de Emisoras en Red de Antioquia ASENRED, y uno de los pupilos de la Emisora Peñón de Guatapé Cultural rememora las capacitaciones: “Nos capacitaban con todo lo que tiene que ver con radio, con televisión. Nos habló acerca de la historia de la radio, acerca de la historia de la televisión, de los medios de comunicación, de los formatos radiofónicos, de los formatos en que se producía televisión; nos hablaba también de la voz, de la palabra, de los elementos de la radio, de cómo hacer noticias, de cómo hacer un programa radial, la importancia que tenían la televisión y la radio para una sociedad y la función social que debía cumplir cada uno de los medios de comunicación”.
 
En el mes de diciembre, y a partir de las capacitaciones, se empezó a perfilar la programación de la emisora Peñón de Guatapé Cultural. Los jóvenes comunicadores tenían la responsabilidad de producir programas como el Magazín del Medio Día y el Informativo de la Mañana, para ello debían hacer reportería, notas radiales pregrabadas, controles de audio, guiones, etc. 
 
“Fue cuando empezamos a darle como un orden o una estructura a la programación de la emisora, con unos recursos y una carencia que es grande en la parte técnica, era a través de cinta y de casete, no más”, comenta Wilson. 
 
***
Al finalizar el año 94 el municipio de Guatapé recibió regalías provenientes del sector eléctrico, específicamente de la ley 99 de 1993 o ley del ambiente, cuyos artículos 45 y 46 dicen que los municipios generadores de energía, que tienen cuenca o que son embalse reciben recursos por la generación de esa energía.  
 
La Administración saliente, invirtió el dinero recibido en el ICCEA y como parte de esa inversión dotó nuevamente la emisora y al canal que funcionaba esporádicamente. Se compró un nuevo transmisor de radio de 300 vatios, nuevos equipos de producción, antenas, nuevo transmisor, enlace, consola, micrófonos, cámaras, editor, míxer y otros elementos técnicos que posibilitaban un buen funcionamiento de los medios de comunicación.  
 
En su  gobierno Jaime Alfonso Giraldo Mejía dejó acuerdos municipales que daban vía libre a la ejecución de los proyectos que comprendía ICCEA. Sin embargo, la administración entrante encabezada por Libardo Giraldo Botero derogó algunos acuerdos y lo que desde 1992 se pensó como el ICCEA, en 1995 se transformó en el Centro Integrado de la Cultura, un lugar que integraba los estamentos deportivos, educativos y culturales, pero que dejaba el instituto de educación ambiental de lado.  
 
El alcalde entrante apoyó los medios de comunicación, sin embargo redujo a cuatro el personal. Ambos medios fueron trasladados al ala derecha del coliseo, en el primer piso funcionaba la emisora y en el segundo el estudio de televisión.
 
“El personal que estaba trabajando en comunicaciones que eran aproximadamente diez, fue reducido a tres personas para cubrir las dos áreas, fue así como se pudo seguir cubriendo radio y la televisión quedó como marginada, nunca pudo despegar con una parrilla de programación significativa”, comenta Wilson Jiménez. 
 
***
A lo largo de 1995 y 1996 la emisora Peñón de Guatapé Cultural funcionó de manera itinerante, a expensas de la Administración Municipal y bajo la dirección de Luis Pancracio Parra, nuevo director del Centro Integrado de la Cultura y un enamorado de la radio. Durante estos años la emisora se afilió a la Asociación de Emisoras de Antioquia, una agrupación de orden departamental que surgió en un momento donde el tema de la radio comunitaria cobró fuerza; esta asociación tuvo como objetivo hacer presión al Ministerio de Comunicaciones para acceder a las  primeras licencias.
 
El lanzamiento del decreto 1447 de 1995 por medio del cual se reglamentó la concesión del servicio de radiodifusión sonora y  se abrió convocatoria acceder a las licencias significó una batalla ganada para las emisoras de corte comunitario. Por esta época Peñón de Guatapé funcionaba irregularmente por temor del cierre y pérdida de los nuevos equipos.
 
La nueva reglamentación exigía, entre otras, comunidades organizadas o que una entidad sin ánimo de lucro, debidamente constituida, y que trabajara por la comunidad fuera la encargada de la administración de la emisora. Entonces se pensó en el Comité Ético Cultural de Guatapé, una agrupación liderada por Álvaro Idárraga cuya principal función es integrar y  dinamizar las actividades culturales para sensibilizar a  la comunidad a través de la cultura.
 
En el año 1997, después de que la asociación tuvo la certificación de existencia legal, el personal de la emisora Peñón de Guatapé Cultural presentó la documentación ante el Ministerio de Comunicaciones y en el mes de abril del mismo año le fue otorgada la licencia.  
 
***
Peñón de Guatapé Cultural tomó un nuevo aire. Se adquirieron y ajustaron nuevos  equipos y se adecuaron los espacios de acuerdo a las exigencias del Ministerio de Comunicación. Los nuevos operadores y jóvenes que siempre estuvieron pegados al proceso de la emisora empezaron a capacitar a adolescentes que encontraron en la comunicación su proyecto de vida. 
 
En los años 1999 y 2000 la emisora terminó de consolidarse como uno de los medios de comunicación más importantes del municipio de Guatapé. Desde muy temprano esta estación llevaba a los hogares guatapenses con Magazín Informativo y a lo largo del día ofrecía programación musical, familiar, histórica… pero seguía funcionando a expensas de la administración.
 
En el año 2001 directivos y operarios dispusieron todo para funcionar como organización independiente de la administración municipal, y para que fuera el Comité Ético Cultural el que efectivamente operara la emisora. Se hizo una asamblea, un registro ante la cámara de comercio del Oriente Antioqueño, y al mismo tiempo se escogió la Junta de Programación, conformada por comunidades organizadas del municipio. 
 
En el año 2001 también se diseñó el Manual de Estilo que consigna los principios éticos de la emisora, su misión y la visión, sus objetivos, principios, políticas y criterios de producción.  
 
Objetivo General: Brindar espacios de participación comunitaria a través de la realización de programas radiales, que integren a todos los sectores, en el proceso de la radio comunitaria como ente que promueve el desarrollo y el mejoramiento social. 
 
Visión: “La emisora Peñón de Guatapé Cultural en el año 2011 se consolidará como el medio radial de carácter comunitario que posibilite la expresión de los intereses, inquietudes, necesidades y realizaciones de la comunidad Guatapense y de la región, consolidándose en un lugar de encuentro y dialogo de los diferentes sectores que conforman la comunidad”.
 
Misión: “Somos una instancia que promueve el encuentro y el diálogo entre los diferentes sectores que conforman la comunidad, brindando espacios de participación comunitaria en los procesos de desarrollo local y regional, prestando una atención especial a todas las acciones encaminadas a formar, informar y recrear; educando en valores, contribuyendo a la formación de un ciudadano saludable por la paz, con identidad cultural y protagonista de su propio destino”.
 
***
En el 2001 la emisora también fue trasladada a una nueva sede ubicada detrás del coliseo. Un edificio donde funcionan, como alguna vez lo deseo Jaime Alfonso Giraldo, todos los estamentos culturales, deportivos y sociales de Guatapé. El lugar fue diseñado en la alcaldía Giraldo, construido y dotado en las posteriores alcaldías que apoyaron de diferentes maneras la emisora y la construcción Centro Integrado de la Cultura. 
 
En este mismo año el municipio ganó el Premio Nacional de Cultura por planear el desarrollo del municipio a partir del desarrollo humano y cultural. Con los dineros de ese galardón se equipó la emisora con la última tecnología: llegaron los primeros computadores, las cabinas, nuevas consolas, y se sistematizó por primera vez la emisora. Ahora los primeros casetes y LP, yacen empolvados en el archivo.
***
Desde sus inicios la emisora Peñón de Guatapé se constituyó como un laboratorio de aprendizaje de jóvenes estudiantes interesados en las comunicaciones, en esta experiencia los primeros alumnos se volvieron maestros de niños y adolescentes que hoy trabajan en la emisora o hacen parte de algún grupo comunicacional del municipio.
 
En el año 2003, cuando Wilson Jiménez abandonó la dirección de la emisora  Vianey Acevedo Serna, un pupilo de la misma, la asumió. Este fue año fue definitivo para la consolidación  jurídica de la Asociación de Emisoras en Red de Antioquia ASENRED, entidad que agremia más de 20 emisoras de corte comunitario en el Oriente Antioqueño. Juan Diego Agudelo, director ejecutivo de esta emisora afirma que la participación de la Emisora de Guatapé ha sido definitiva. 
 
Pensando en los paisanos radicados en el exterior, las directivas de de Peñón Guatapé Cultural  decidieron, en el año 2006, ponerla en Internet.  El equipo humano contrató el servicio de streaming —una tecnología que permite la reproducción de sonido o vídeo en director, de manera ininterrumpida y sin que sea necesario descargar el archivo al computador— adecuando la emisora a las demandas que exige la radio por Internet. “Somos la primera emisoras de esta zona que incursionó en Internet y desde  muy rápido recibimos reportes de sintonía de paisanos nuestros residentes en España”, comenta Wilson Jiménez.  
 
Juan Gabriel López otro joven que creció con la emisora asumió el nuevo cargo de director en este mismo año. En la actualidad él es el encargado de la producción, de la programación, de ejecutar el plan de comunicación corporativa de la Administración Municipal, y del manejo de personal, conformado por diez personas.
 
Juan Gabriel, como todos los que han pasado por la emisora, empezó cargando bafles, cables, haciendo cámara, reportería, notas radiales.  Hoy vela porque este medio de comunicación se mantenga al aire. 
 
Peñón de Guatapé Cultural es una de las 20 emisoras comunitarias del Oriente Antioqueño. Esta radio cuenta con un transmisor de 150 vatios, potencia autorizada para las radios comunitarias. Aunque el objetivo principal de este tipo de emisoras es llegar a la comunidad para la cual trabajan, en la emisora de Guatapé se reporta sintonía de otras latitudes.
 “Durante la programación musical recibimos reportes de sintonía desde El Peñol y San Rafael; también nos han llamado y mandado mensajes de texto desde Cundinamarca; desde La Vega, La Mesa; desde Cimitarra Santander; desde Puerto Berrío, Yalí, Yondó, Yarumal, Santa Rosa, Santo Domingo, Alejandría, Bello, Santa Elena, Rionegro y San Vicente”, comenta César Velásquez joven reportero de la emisora.
 
Pensando en los radioescuchas el equipo humano de la emisora ha diseñado una programación que varía de acuerdo al público. “En la mañana nos escuchan sobre todo los campesinos y las amas de casa, al medio día nos escuchan los jóvenes, en la tarde un publico joven adulto, y en noche tarde jóvenes. Nuestra idea es entregar una programación e información acorde con la gente que nos escucha, aunque también conocemos casos de personas que nos escuchan durante todo el día” puntualiza Juan Gabriel.
 
En Peñón de Guatapé Cultural hay espacio para la información, para la misa, para la música popular, colombiana, clásica y moderna; para la lectura, para la alcaldía, para la familia, para la mujer, para los niños y los grupos sociales. Esta estación es la voz de la comunidad, un medio independiente y callejero donde la gente habla y se escucha. 
 
Los estudios de la emisora se ubican en el tercer piso del Centro Integrado de la Cultura. Cuarenta escalones conducen de la puerta de la edificación a unos  estudios cuidadosamente pensados: Cuatro salas, dos de edición y dos de grabación; relojes colgados en la pared, computadores, amplias mesas y antiguos reproductores…
 
“La gente sabe que la emisora tiene muchas falencias, sabe que es abierta a la crítica y que faltan muchas cosas por mejorar; pero también sabe que la emisora no puede ser una emisora perfecta porque el día que haya una emisora perfecta se acabó; tampoco queremos una emisora multimillonaria que haga lo que se le de la gana, la emisora no puede hacer lo que se le da la gana porque su deber es hacer lo que la comunidad pida y necesita”, afirma Álvaro Idárraga, que además de líder, es fiel un oyente.  
 
SEÑAL EN VIVO

  

Pronostico del Tiempo
|